Unción de los enfermos

“La Unción de los enfermos ‘no es un sacramento sólo para aquellos que están a punto de morir. Por eso, se considera tiempo oportuno para recibirlo cuando el fiel empieza a estar en peligro de muerte por enfermedad o vejez” (CEC 1514) Como sacramento es necesario que la persona esté en disposiciones de recibirlo, y puede ser de gran consuelo cuando la persona está viva. Es un sacramento que concede la salud del alma y la del cuerpo si esta es conveniente en los planes de nuestro Señor.

ATENCIÓN PERMANENTE AVISANDO AL PÁRROCO

COMUNIÓN DE ENFERMOS:

Rogamos y agradecemos nos avisen de las personas mayores o enfermas que quieran recibir la Comunión.