Otras noticias

Monseñor Barrio agradece a Dios como un don sus veinticinco años de ordenación episcopal

  • Una solemne Eucaristía en la Catedral y un acto académico, actos oficiales con los que la Archidiócesis compostelana festejó esta efeméride

El arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, presidió hoy la Eucaristía de Acción de Gracias en el XXV aniversario de su ordenación episcopal. En compañía de su presbiterio, de los obispos de Galicia y de otros prelados, entre ellos el cardenal arzobispo emérito de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela, y el presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valladolid, monseñor Ricardo Blázquez, así como numerosos fieles, el titular de la Archidiócesis de Compostela afirmó en su homilía que “hoxe quero dar grazas a Deus, sendo moito o que teño que agradecerlle nestes vinte e cinco anos de ministerio episcopal. Isto lévame a facer unha confesión de vida pensando naquilo que desexase que non tivese lugar na miña vida diante de Deus, o que poño ante El e a Igrexa para ser curado pola graza. É momento dunha confesión de fe na certeza de que Deus, no seu amor, me acolle”. En ese contexto de agradecimiento, el arzobispo dijo también que “en esta conciencia me doy cuenta de la gran desproporción entre el don que he recibido y mi condición humana”. Al término de la Eucaristía, solemne y sencilla, se leyó la Bendición especial enviada por Su Santidad el Papa Francisco. En ella, pontífice indica que “te felicitamos en el feliz día en que celebrarás el jubileo de tu episcopado en compañía de tus seres queridos”.

“Hace veinticinco años, en oración,  en esta Iglesia Catedral recibía el ministerio episcopal por la imposición de manos de D. Antonio María Rouco entonces Arzobispo de esta Iglesia compostelana”. Así inicia el arzobispo, monseñor Julián Barrio, la homilía de la Misa de Acción de Gracias en el XXV Aniversario de su Ordenación Episcopal. “Con todos vosotros doy gracias a Dios por estos años de ministerio episcopal en los que he ido experimentando que el Señor enriquece la pobreza y fortalece la fragilidad, recordando que es Él quien me ha elegido (Jn 15,16). Y en esta conciencia me doy cuenta de la gran desproporción entre el don que he recibido y mi condición humana”, proseguía el arzobispo.

Concelebraron con monseñor Barrio la Eucaristía todos los obispos de Galicia, así como el cardenal arzobispo emérito de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela (que fue quien le ordenó hace 25 años como obispo), así como el presidente de la Conferencia Episcopal y cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez. También estaba presente el obispo de Braga y primado de Portugal, monseñor Jorge Ferreira da Costa.

Numerosos fieles se dieron cita hoy en la catedral para celebrar con su arzobispo este aniversario de ordenación episcopal. Al término de la Eucaristía de Acción de Gracias, se leyó una Bendición del papa Francisco, en la que el pontífice felicitaba a monseñor Barrio por el aniversario. “Con la invocación del Apóstol Santiago te impartimos afectuosamente la Bendición Apostólica, que compartirás con el clero y los laicos de tu grey”, se lee en la carta papal.

Tras la misa se celebró un acto académico, en el que se presentaron sendos volúmenes de textos del propio arzobispo y en su honor, que fueron presentados por Isidro García Tato y Francisco Buide. También se proyectó un video en el que se podían visionar escenas de la actividad pastoral de monseñor Barrio a lo largo de estos veinticinco años.