• ECOS DE LA ASAMBLEA DIOCESANA

    Ha tenido lugar en el Seminario Menor de Belvis, en Santiago de Compostela, el pasado 9 de junio. Ha estado muy concurrida, tanto por la Escuela de Agentes de Pastoral, como por Catequistas y colaboradores parroquiales.

    Al final se leyó un  MENIFIESTO que decia asï:

    Queremos ser PALABRA  que despierta ilusión y esperanza..
    Queremos ser GRITO que inquieta y denuncia.
    Queremos ser  AMIGO que anima y fortalece.
    Queremos ser  MIRADA que penetra los misterios de la vida.
    Queremos ser  ECO del Dios bueno y Salvador.
    Queremos ser  MANOS, LABIOS Y PIES prestados a Jesús de Nazaret.
    Queremos ser  SEMILLA de nueva humanidad.
    Queremos ser FERMENTO de comunidades renovadas.
    Queremos ser PORTAVOZ de las miserias y esperanzas de los hombres.
    Queremos ser  PREGÓN que anuncia la salvación de Dios
    Queremos ser  LUZ que ilumina los caminos de los hombres.
    Queremos ser  TESTIGOS de la presencia de Dios en medio del mundo.
    Queremos ser  ESPERANZA para los tristes y afligidos.
    Queremos ser  PUENTE que une a los hombres con Dios.
    Queremos ser GUIAS  que acompañan en el seguimiento de Jesús.
    Queremos ser COMUNIDAD  que  testimonia el amor.
    Queremos ser EVANGELIZADORES  que comparten vida, fe y trabajo.