ActualidadNoticiasOtras noticiasParroquia

¿Cómo celebrar la Pascua?

La Iglesia del resucitado es la formada por hombres de corazón nuevo, que han sido transformados por su encuentro con Cristo vivo. El proceso de cada cristiano, en su sencillez y pequeñez, es fundamental para que la Iglesia pueda ser sacramento de Cristo resucitado y ayuda a la humanidad de hoy  a experimentar su presencia real. La Pascua nos invita siempre, recordando nuestro propio bautismo como paso del hombre viejo al hombre nuevo, a ir recorriendo metas y objetivos que nos vayan cristificando cada día más  y así nos vayan resucitando. Por ello necesitamos:

  • OJOS NUEVOS, para ver a Dios, a los hermanos y a nuestro mundo de otra manera.
  • OJOS NUEVOS, para escuchar el clamor de los que sufren.
  • OJOS NUEVOS, para alabar a Dios y anunciar limpiamente a Cristo.
  • MANOS NUEVAS, para servir, curar, bendecir y acariciar.
  • PIES NUEVOS, peregrinos y andariegos, pies caritativos y arriesgados.
  • MENTE NUEVA, para entender el misterio del dolor, abrirse a los signos de los tiempos y entender los diversos lenguajes de Dios.
  • CORAZÓN NUEVO, un corazón resucitado, que se renueve cada día, que sea fuerte y entrañable, alegre y esperanzado.