ActualidadDiócesisEducaciónNoticiasParroquia

“Estudiar Religión es un derecho”

Hoy reproducimos aquí un artículo de la revista Ecclesia, en el pasado mes de mayo, alusivo a la carta de los obispos de Galicia en la que animan a los padres y madres de familia a pedir para sus hijos la Enseñanza Religiosa en la Escuela.

CONTRIBUYE A LA FORMACIÓN INTEGRAL DE LA PERSONA

En el texto, recuerdan que “vosotros habéis de orientar la educación de vuestros hijos. Es un derecho fundamental vuestro”, además de indicar que “este derecho debe ser reconocido y aceptado, y se ha de garantizar su cumplimiento”.

En la carta firmada por el arzobispo de Santiago y el obispo auxiliar y los prelados de Tui-Vigo, Lugo, Ourense y Mondoñedo-Ferrol reivindican este derecho, frente a las voces que “están surgiendo” contra la presencia de la Religión en el sistema educativo y el hecho de que algunos estén interesados en no darle cabida en este ámbito, indican que la enseñanza religiosa “contribuye a la formación integral de la persona”.

Sostienen que “la asignatura de Religión en la escuela no es una concesión benévola de un Gobierno”. “Todo gobierno y las instituciones educativas, sociales y sindicales deben respetar el derecho de los padres a que sus hijos sean educados sugún sus convicciones religiosas y morales”.

DAR A CONOCER A JESUCRISTO Y A SU IGLESIA

Los prelados inciden en la utilidad de la Religión. Apelan a que su finalidad en la escuela es “ayudar” a los alumnos a una “formación integral”, “proporcionar criterios y valores cristianos que configuren su personalidad descubriendo el sentido de la vida, favorecer la relación entre fe y cultura en una visión cristiana de la vida, capacitar para el diálogo respetuoso y constructivo con las otras tradiciones religiosas, ofrecer, en diálogo, con las demás materias, la respuesta cristiana a las grandes preguntas de la vida y dar a conocer a Jesucristo y a su Iglesia”.

Por ello, consideran que “la formación religiosa en la escuela es una aportación necesaria para la mejor educación de los hijos”. Apelan además a la “responsabilidad educativa” para solicitar la enseñanza de la Religión y recuerdan a los padres que es “una consecuencia del compromiso” que asumieron al bautizar. “Habéis de orientar la educación de vuestros hijos”, recalcan, para enfatizar que, “ante determinados planteamientos”, las familias deben “favorecer la auténtica educación” de sus vástagos.