ActualidadDiócesisNoticiasParroquia

Programa Pastoral Diocesano

“Por tu Palabra echaré las redes”

Iniciamos la información sobre el Programa Pastoral de nuestra Diócesis  para 2021/22, resumiendo algunos párrafos de la carta de presentación de nuestro Arzobispo.

“Queridos diocesanos:

Me alegra presentaros el Plan Pastoral Diocesano 2021-2022, siguiendo las orientaciones del Sínodo Diocesano en el contexto de la celebración del Año Santo Compostelano y de las circunstancias tan especiales causadas por el coronavirus que tratamos de superar pastoralmente.

Empezaba mi misón episcopal entre vosotros con el lema: “En tu Palabra, Señor” y es providencia que en este curso pastoral nuestro plan pastoral lleve el lema: “Por tu Palabra echaré las redes”. Es la clave para interpretar nuestro quehacer pastoral que en obediencia al Señor tendrá un resultado fructífero, fiándonos a su gracia y ofreciendo nuestro esfuerzo y colaboración.

Confianza en el Señor

“El Señor es mi pastor, nada me falta”. Con esta confianza comenzamos este curso pastoral, vislumbrando la mañana después de pasar la larga noche en la barca como los discípulos de Jesús. Es posible que estemos fatigados por el cansancio y frustrados de sacar la red vacía. La crítica aflora a los labios y siempre habrá alguien que comente que no es el momento adecuado para afrontar los retos que nos vienen. Por otra parte la salida fácil es la resignación. La frustración, la desgana, la crítica y la amargura son el puente para el derrotismo. Con estos presupuestos es necesario buscar siempre al culpable. Los discípulos en la barca somos nosotros con nuestra variedad de temperamentos, son nuestras comunidades parroquiales y nuestra comunidad diocesana, es la sociedad civil entregada al resentimiento en su afán de decostruir el entramado de valores que dan sentido a la vida. La red vacía parece enredar a los discípulos entonces y hoy a nosotros.

¿Muchachos, teneís pescado?

… A la pregunta de Jesús tal vez hemos de responder: No, Señor, no tenemos nada. Fue el sufrimiento entonces de Pedro, es hoy nuestro sufrimiento porque después de “bregar toda la noche” nuestras redes vuelven vacías y las respuestas justas no se encarnan en la realidad. “Remad mar adentro y echad vuestras redes para la pesca” (Lc 5,4), indicándonos que no podemos quedar de brazos cruzados, que hay algo que hacer, que hay que escuchar su Palabra, y que hemos de superar la pasividad, confiando en Él y poniéndolo en el centro de nuestra acción para que digamos palabras auténticas. ¡No debemos tener miedo! Porque es el Señor quien viene a nuestro encuentro y nos da la orden de echar la red.

¿Por qué nuestras redes vacías?

Las redes salen vacías cuando no hay obediencia a Dios. Jesús en sus encuentros con los escribas y fariseos condena la esterilidad religiosa. …

No consideremos el plan pastoral como algo que todos los años al comienzo del curso se presenta sin otro alcance. Interpretémoslo con el don de la fe que vivifica la oración, el apostolado, la pastoral, el testimonio. Reconozcamos a Cristo como Señor de nuestras vidas, recordando aquellas palabras de San Juan Pablo II: “Abrid las puertas a Cristo el Señor. No tengáis miedo”. La barca de Santiago y Juan se puso al servicio de la de Pedro. También nuestra barca diocesana ha de estar pendiente de las señales que nos envíe la barca del Papa Francisco…. Nuestras reuniones  no deben reducirse a competencias de grupos o personales. En todas ellas hemos de afirmar el primado de Cristo nuestro Señor y Salvador en la Iglesia y en la historia. Es el mismo Señor quien en las orillas del mar de nuestra diócesis nos tendrá preparada la comida, símbolo de la Eucaristía, fuente y culmen de toda la vida cristiana.

Exhortación final

Pido a todos los diocesanos asumir el compromiso del Plan Pastoral Diocesano tanto en los proyectos diocesanos como en los parroquiales. Arzobispo, Obispo Auxiliar, miembros del Consejo Episcopal, delegados diocesanos, párrocos, sacerdotes, diáconos, personas de la Vida Consagrada, catequistas, consejo pastoral diocesano y consejos pastorales parroquiales, asociaciones y movimientos eclesiales, todos los colaboradores en las actividades pastorales hemos de sucundar el Plan pastoral diocesano. Esto nos ayudará a dar respuesta a las preguntas que nos hacen en nuestra tarea apostólica. Encomendando los frutos de este curso pastoral que iniciamos, al patrocinio del Apóstol Santiago y de San José, y a la intervención de la Virgen María, os saluda con afecto y bendice en el Señor,

+Julián Barrio Barrio

Arzobispo de Santiago de Compostela.